Productos

AIRE DE ALTA CALIDAD PARA LA INDUSTRIA CÁRNICA CON BEKOKAT

Solución para aire seco, sin aceite y estéril. Óptimo para las necesidades de la industria cárnica.

Goikoa es una reconocida empresa familiar de fabricación de embutidos, posicionada entre los 10 principales fabricantes de embutido curado y entre los 5 fabricantes más importantes de loncheados de embutido de España.

En Goikoa se tiene en alta estima la calidad de sus productos y por ello prestan constante atención a sus procesos productivos. Gracias a esto, cuentan con las certificaciones en BRC (AA+) Certificado SAI Globay en la IFS (Higher) Certificado SAI Global.

En Goikoa el aire comprimido tiene contacto directo  con el producto en los procesos de envasado y otros procedimientos. Conscientes de que el aire puede ser una fuente de contaminación, y como parte de su política de mejora continua, decidieron optimizar el sistema de tratamiento aire comprimido para obtener un aire de la más alta calidad. Se desarrolló un proyecto de mejora de la mano de proveedor de soluciones REDIN COMPRESORES con tecnología y asesoramiento de BEKO TECHNOLOGIES.

El reto era implementar un sistema completo que  permitiera obtener un aire comprimido muy seco, libre de partículas y de aceite con una calidad clase 2 :2 :1 según la ISO 8573, y, además, estéril.

Para esterilizar el aire se suelen utilizar filtros estériles cerca del punto de aplicación. Pero, debido al caudal que se requería y a la búsqueda de una calidad constante por parte de Goikoa, se les presentó como solución el convertidor catalítico BEKOKAT.

BEKOKAT permite tratar una mayor cantidad de aire de una forma continua y sin ningún declive de la calidad. Puesto que calienta el aire comprimido a 150°C, elimina  los microorganismos del aire comprimido. También, en el mismo proceso, BEKOKAT descompone el aceite e hidrocarburos presente en el aire comprimido, de forma que con esta tecnología en Goikoa eliminaban el riesgo de contaminación por MOSH o MOAH provenientes del aire comprimido.

Además, se instaló un secador de adsorción que alcanza un punto de rocío de -40°C. Este aire super seco permite trabajar sin problemas en ambientes fríos, habituales en la industria cárnica, pues evita que se forme condensación. Esto reduce el riesgo de contaminación al producto y al mismo tiempo reduce considerablemente las intervenciones de mantenimiento por suciedad o oxido en las máquinas que utilizan este aire en sus procesos.

Tras la instalación se realizaron pruebas de calidad y se ha comprobado que el convertidor catalítico BEKOKAT está proporcionando un aire con apenas 0,0025 mg/m³ en aceite residual esto es, una calidad superior a clase 1 en aceite según la ISO 8573.

Ahora en Goikoa tienen la tranquilidad de que la calidad de sus productos está aún más segura gracias a un aire comprimido de alta calidad.