Aire comprimido en el sector químico

En la fabricación de productos químicos de gran calidad se emplean sustancias tóxicas, corrosivas y variables. Esto supone que el aire comprimido podría reaccionar con estas sustancias si está sucio. A menudo, el aire comprimido entra en contacto directo con el propio producto durante el proceso de producción y, por tanto, se debe someter a los requisitos más estrictos y a un control permanente. Aquí se requiere un aire comprimido totalmente libre de aceite, seco y constante.

En el marco de proceso de producción química, es de particular importancia la directiva ATEX 2014/34/UE, con sus disposiciones europeas sobre la protección contra explosiones. Las aplicaciones en entornos petroquímicos también exigen altos estándares de seguridad, que se recogen en las normas técnicas del API.

Le ayudamos en la consideración integral del tratamiento del aire comprimido para lograr la importante seguridad en los procesos, incluso en el exigente sector químico, y lograr un funcionamiento perfecto, sin grandes oscilaciones en el punto de rocío de presión y la presión diferencial, para conseguir la máxima seguridad y eficiencia.

Aplicaciones en el sector químico

Transporte neumático

En numerosos sectores se trabaja con materias primas en polvo o en grano. El aire comprimido se usa como aire de transporte, para trasladar estas sustancias por la instalación de producción o dosificarlas. En la industria química, se transportan productos químicos en forma de materias primas y polvo a través de tuberías hasta el lugar de su siguiente tratamiento, por ejemplo, en silos, instalaciones de dosificación o producción. En este proceso, el aire comprimido utilizado debe disponer de un grado de secado definido, para que el polvo y el granulado no se combinen o apelmacen debido a la humedad residual.

En las grandes plantas químicas, a menudo el suministro de aire se realiza mediante tuberías exteriores. Aquí se requiere un punto de rocío de presión bajo para evitar la condensación. Para los grandes caudales, se recomienda mantener una redundancia en las instalaciones de secado para garantizar el suministro constante en complejas instalaciones químicas y petroquímicas.

Productos recomendables:
DPM medición de la humedad  METPOINT monitorización Secador de adsorción

Tratamiento de polvos y granulados

En los procesos químicos se fabrican los más diversos productos, que incluyen cemento en polvo, plásticos y cauchos, adhesivos, productos farmacéuticos, limpiadores y cosméticos. Estos productos se generan con materias primas naturales (grasas y aceites) o sintéticas (p. ej. etileno, estireno, cloruro de vinilo) . En el marco de la fabricación, el aire comprimido ayuda en el procesamiento, triturando, pulverizando, descompactando, mezclando u homogeneizando estas sustancias de partida. Con ello, el aire comprimido debe tener un grado especial de secado, además de la limpieza que se va definir individualmente a en función del tipo de aplicación, para que el polvo y el granulado no se compacten o aglutinen debido a la humedad residual.

Si entra en contacto directo con el producto, por ejemplo, en la pulverización de detergentes y su posterior uso como aditivo para las pastillas para lavavajillas, el aire comprimido debe estar totalmente libre de aceite. Para garantizar la seguridad del proceso, es imprescindible tanto una monitorización permanente como una documentación completa de la calidad del aire comprimido.

Productos recomendables:
Supervisión de la humedad Secador de adsorción Tecnología catalítica Adsorbedor de carbón activo

ÁREA EX

El aire comprimido se puede emplear en instalaciones químicas para tareas de medición, control y regulación. Ante todo, el aire comprimido se usa también en áreas con riesgo de explosión (zonas EX) porque, en contraste con la corriente eléctrica, no genera chispas. Así, por ejemplo, se pueden manejar herramientas de aire comprimido y plataformas elevadoras con un accionamiento libre de fuentes de ignición. El aire comprimido es una fuente de energía segura en entornos con riesgos de explosión y, por tanto, está explícitamente admitido para su uso en zonas EX.

En las plataformas petrolíferas y en los depósitos de gas natural y petróleo, a menudo se requiere mucho aire comprimido, y en ellas se aplican estrictas disposiciones de seguridad. Asimismo, el aire comprimido está expuesto a las duras temperaturas del entorno. Dado que los dispositivos de control y regulación suelen estar en la zona exterior, es necesario garantizar que los dispositivos neumáticos, por ejemplo, estén protegidos de las averías por condensado o de la congelación.

Productos recomendables:
Equipos especiales BEKOMAT con ATEX

Tratamiento de aire comprimido XXL en el Parque Químico de Uerdingen.

BEKO TECHNOLOGIES ha realizado un gran proyecto para un secador de adsorción, que usa el calor del proceso de compresión para la regeneración. Una vez concluido con éxito el modo de prueba, la instalación se entregó a CURRENTA.

Ir al informe de la aplicación...

Industrias adicionales